RESCATAR, SALVAR, ADOPTAR

Empiezo contándoos una historia que sucedió el 18 de febrero de 2012. Volvía a casa después de un viaje de muchísimas horas de avión, taxi, autobús hasta que mi marido me recogió en coche y llegando finalmente a casa en una noche de febrero en la que estaban cayendo unas heladas tremendas, vi algo blanco pequeño que se arrastraba contra una pared. Detuvimos el coche y fuimos a mirar qué era.

Massimo dog

Massimo a los dos días de ser rescatado.

Se trataba de un cachorrito que no llegaba a los dos meses y que estaba en fin de vida por su extrema delgadez.  Se veía que llevaba días sin comer  y no lograba caminar bien, cojeaba de una patita trasera. Lo recogimos y trajimos a casa, le dimos algo de comer, lo que teníamos y que pudiese gustarle, pan y jamón de York. Le organizamos una camita y ahí lo dejamos, estuvo durmiendo dos días seguidos sin salir de la cama que le habíamos montado, daba mucha lastima pues no tenía fuerza ni para levantar la cabeza. Lo llevamos al veterinario para que lo inspeccionase; estaba desnutrido y presentaba una necrosis vascular en el fémur trasero. Nuestra idea era rescatarlo, que mejorase y encontrarle un buen hogar, después de unas semanas en que ya tenía fuerzas y estaba hecho un cachorro juguetón y loco le encontramos el mejor hogar posible, el nuestro. Ahora Massimo vive como un rey, tiene su propia cama acolchada come buen pienso cada día, y de postre suele pedir un trozo de pan, que es algo que le pirra.  Sale de paseo tres veces al día, tiene varios amigos caninos con los que juega, hoy en día está más sano que nada, y nos acompaña cada día a todas partes y junto a nuestra gata Lola son los niños mimados de la casa.

20140123-131504.jpg

Lola

La experiencia con Massimo nos ayudó a ver lo mucho que los perros abandonados necesitaban ayuda, y el amor que dan una vez que encuentran una familia, por no hablar de lo listos y obedientes que son.  Así que desde que tenemos a Massimo, ya han sido cuatro más las mascotas que hemos rescatado y a las que les hemos encontrado un buen hogar. Pastorcita, una cachorra Pastor Alemán que habían dejado abandonada en el pueblo, muy cariñosa y asustadiza que tras nuestro hogar paso un tiempo en un hogar de acogida hasta terminar viviendo en Italia.

20140123-130850.jpg

Pastorcita, mientras intentábamos que confiara en nosotros para poder llevarla a casa.

Luego llegó Blanquito, un precioso conejo blanco de pelo largo con un larguísimo tupé que seguramente había escapado de su hogar, dado que estaba un poco loco y daba unos saltos que ya quisiese cualquier baloncestista, y que no hubiese durado en el cerro detrás de casa ni unas horas, con la cantidad de perros cazadores que hay por la zona.

20140123-130800.jpg

Blanquito

El verano pasado, un domingo de agosto, algún padre tonto vino y dejo en el pueblo  un cachorro de labrador negro. Tras no haber sabido criarlo y no comprender que un cachorro no es regalo para unas niñas pequeñas, si no vas a saber educarlo, y no vas a poder dedicarle tiempo, que no se puede dejar encerrado en una terraza y ya esta. Lo de que vivía encerrado en una terraza o patio, los hemos deducido observando el comportamiento del perro. Lo de que era el juguete de unas niñas lo dedujimos por los rayajos de rotulador fucsia que tenía por  toda la barriga. Lo rescatamos para evitar que fuese atropellado tras ver cómo le frenaban dos coches justo a sus pies. En octubre le encontramos hogar con una familia aquí en el pueblo que prometió cuidarlo, vacunarlo, y ponerle el chip. Esta familia, que estaban esperando un bebe, en un primer momento lo estuvieron cuidando bien, pero en cuanto llego el nuevo bebe el perro pasó a estorbarles, así que al perro le abrían la puerta por la mañana y esperaban que volviese por la noche, y para los que amáis los animales, sabéis que un perro, no se puede tener así. Después de un tiempo así, el perro comenzó a venir a buscarnos a la puerta de casa. Lo devolvíamos por las noches a su hogar, pero tras ver que algunas noches que no llegaba a tiempo dormía en la calle, decidimos re-rescatarlo, llevarlo al veterinario y comprobar que esta familia no se había molestado en ponerle el chip y suponemos que ni lo habrán vacunado. Y es así que ha pasado las fiestas navideñas con nosotros y aquí se ha quedado. Es el perro más dulce y cariñoso que he visto en mucho tiempo, se llama Vente, y es la tercera mascota de la casa.

20140124-122746.jpg

Massimo acompañando a Vente a su visita al veterinario para ver si tenia chip.

Una noche de octubre, mientras Vente estuvo viviendo con la otra familia, y tras volver también de un viaje, oímos el llanto de un cachorro en el cerro, pero al ser tan tarde pensamos que provenía de alguna casa. A la mañana siguiente aun se oían los llantos y ahora con la luz podíamos calcular que provenían de la parte más alta, así que nos calzamos y fuimos en su búsqueda. Nos encontramos con una cachorrita con apenas un mes, aun no veía bien ni nada, y al sentir que nos acercábamos vino corriendo a buscarnos a ciegas por entre unos matorrales. La rescatamos y ahora vive justo debajo nuestro, con una familia y dos gatos con los que no para de jugar. Se llama Menta y es maravilloso verla cada día.

20140123-130643.jpg

Menta el mismo día que la encontramos.

Así que, desde mi experiencia, solo pido que, por favor, no regaléis animales si no sabéis que la persona que lo reciba sabrá responder a las necesidades del mismo. Un animal no es una planta, que solo hace falta darle agua y no necesita juego, mimos y mucha, mucha, mucha atención. Y si queréis regalar uno, hay muchísimas asociaciones que tienen sobrecupo de preciosos animales esperando ser adoptados.

Fabrizzio Morales-Angulo

Yo de paseo con Massimo y Vente el pasado 31 de diciembre, no se puede tener mejor compañía para pasear un frío día de invierno.

Si puedes aprovecha y adopta, o rescata o incluso salva a algún animal abandonado, y descubrirás lo que es el agradecimiento verdadero.

Advertisements

One thought on “RESCATAR, SALVAR, ADOPTAR

  1. Que lindo articulo. Que hermoso saber que AUN existan personas de grandes sentimientos que aman los animales y les procuran su felicidad.

    Estoy segura que quien ama los animales, es LA PERSONA DE QUIEN SE PUEDE CONFIAR E INCAPAZ DE HACER MAL A NADIE.

    Estos seres merecen lo mejor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s